domingo, 9 de noviembre de 2008

Manual de emergencia para el día de mi muerte

Si muero trágicamente: dejen que mi cuerpo se lo coman los gallinazos, o que mi sepulturero sea necrifìlico, o donen todos mis organos a enfermos y estudiantes de medicia; pero por favor, se los ruego, se los suplico, no dejen que mi nombre se escuche en el noticiero....

3 comentarios:

Momo Suheskun dijo...

Jajaja... a no home... entonces a trabajar para ser un don-nadie

Mujer Rastrillo! dijo...

y que por trágico que sea, no salga en que hubo!

Morcheros dijo...

En que hubo sí me gustaría. Por lo menos todo el mundo conocería mi 'interior'.